running salming

¡Toma nota! Estas son 5 claves para aprender a respirar cuando corres

Correr parece simple, pero hay muchos aspectos a considerar cuando decides hacer del running tu deporte favorito o incluso, una forma de vida. Más allá del entrenamiento previo, la elongación o la importancia de tener un calzado adecuado, hay un factor fundamental que será lo que te lleve al éxito de la práctica: la respiración. Por lo mismo, acá van 5 técnicas de respiración para correr que son fundamentales al momento de lograr un buen desempeño.

Consejos para aprender a respirar correctamente mientras corres

Aunque no lo creas, la respiración es una de las diferencias fundamentales entre un runner habitual y un principiante. El cómo respirar al correr marca una gran diferencia y por ello la importancia de educar el sistema respiratorio es clave para lograr un buen desempeño, utilizando de manera correcta la respiración torácica y diafragmática para alcanzar la combinación ideal: correr mejor y por más tiempo.

También te puede interesar: vestuario de running para mujer.

 

  1. Procura ir a un ritmo de carrera adecuado: el ritmo es el adecuado cuando éste te permite respirar bien, es decir, con cierta holgura, si no lo consigues entonces significa que estás corriendo demasiado rápido y entonces debes bajar la intensidad.
  2. Utiliza bien la respiración torácica: tomar aire no es sinónimo de inflar tu pecho, por el contrario, lo que debes inflar al inhalar es tu abdomen. Procura respirar desde tu diafragma y no desde tu pecho pues esto va a optimizar la inhalación de oxígeno. Si lo haces al revés, es decir, respirando desde el pecho, tus pulmones se van a hinchar a medida que el pecho se levanta y eso hará por tanto que aumente tu ritmo cardíaco.
  3. Respira por la nariz: la manera adecuada para que el aire entre filtrado es cogiendo el aire por la nariz y luego expulsándolo por la boca. De esta forma estaremos obteniendo la cantidad de oxígeno necesaria para la actividad, lo cual no ocurre cuando comenzamos a inhalar y exhalar sólo por la boca. Ventilar de la manera adecuada se transforma en un imprescindible para la supervivencia, rendimiento y disfrute.
  4. Toma pequeñas dosis de aire: para conseguir un correcto ritmo respiratorio, debes tomar el aire en pequeñas dosis, porque así entra más rápidamente. Si lo haces de una vez y con inspiraciones largas, el proceso es más lento y además puede provocar pequeñas apneas. Hay que hacerlo “a sorbitos”.
  5. Haz del ritmo respiratorio tu prioridad: finalmente, el ritmo al que respiramos el aire es lo más importante y cada fase del trote o de la carrera tiene un ritmo ideal. Sobre eso, encontramos el sistema de respiración uno-uno, que consiste en coger aire por la nariz de una vez y soltarlo por la boca en una vez. Es la respiración que se utiliza cuando corremos a ritmo muy sostenido, incluso bajo.

 

Luego está el ritmo dos-dos, que consiste en coger en dos tandas el aire por la boca y luego soltarlo de la misma manera. Es la forma en la que respiramos cuando estamos avivando nuestro ritmo de carrera y por tanto necesitamos más oxígeno.

Finalmente está el uno boca -uno boca, que se da cuando estamos realizando un esfuerzo submáximo o máximo, en el que estamos tocando de lleno nuestro umbral anaeróbico y buscamos acercarnos a nuestra frecuencia cardiaca máxima. En esta situación la nariz no suele dar mucho de sí por lo que servirse de la boca para coger y expulsar el aire es lo más efectivo, pero sólo en este último caso.

También te puede interesar: vestuario de running para hombre.

Ahora ya sabes cuales son los puntos fundamentales sobre la respiración en el deporte, específicamente tienes los tips principales de cómo respirar mientras corres, ahora sólo debes ponerlos en práctica en tu próximo entrenamiento.