¿Por qué entrenar al aire libre?

El entrenamiento al aire libre, a pesar de sonar como algo más liviano que el típico entrenamiento en gimnasio, es un estilo de entrenamiento fitness que permite perfectamente un crecimiento constante, sacando todo el potencial de cada deportista creando aprendizaje y confianza en las propias capacidades. Pero, si quieres más razones para entender ¿por qué entrenar al aire libre? Aquí te las contamos.

Durante el ultimo tiempo se han conocido e implementado en diferentes partes de las ciudades gimnasios al aire libre con incluso la incorporación de entrenador o personal trainner aportando y acercando el entrenamiento a cualquier lugar y hora haciendo la actividad deportiva y los ejercicios para hacer al aire libre mucho más beneficiosos y eficaces que entrenar en un gimnasio o en cualquier otro lugar cerrado ya que existen varios factores que un ambiente como este no puede replicar con respecto al aire libre como ¿Cuáles son? ¡Acá te contamos!

También te puede interesar: Natural Running, qué es.

Razones para entrenar al aire libre

  1. Contacto con la naturaleza y el sol, que aumentan los niveles de energía, disminuyendo la ansiedad. Se sintetiza vitamina D, obteniendo beneficios sobre la salud de los huesos, músculos y metabolismo previniendo al mismo tiempo problemas cardiovasculares. El aire fresco aumenta la vitalidad y fuerza, tomando oxigeno que alimenta las células.
  2. Aumento de autoestima y ánimo, durante los primeros 5 minutos de ejercicios al aire libre es cuando esto aumenta. Ya sean runners, senderistas, gimnastas o cualquier persona que se anime ¿Sabías que la liberación de endorfinas será mayor que al practicar en un recinto cerrado? Además, el realizarlo en grupo ayuda a sociabilizar dando placer extra al estar acompañado.
También te puede interesar: Cómo preparar una maratón.

3. Entrenamiento nuevo, variado y entretenido, es fundamental para la motivación que harán los entrenamientos más consistentes. Aquí encajan perfectamente los ejercicios funcionales que tiene como propósito mejorar la fuerza y condición física de quien lo practica, por medio de ejercicios distintos y diversos en cada sesión que logran fortalecer grupos musculares que no te imaginas lo beneficiosos que son para ayudar a mantener una postura correcta y eficiente.

4. Entrenar con diversos aparatos deportivos al aire libre como las bandas para ejercicios en suspensión, bandas elásticas, pelotas fitness, vallas de salto, etc. benefician al aparato locomotor y propiocepción, reclutando y haciendo trabajar más cantidad de músculos, haciéndolos más resistentes y flexibles.

Esto fortalece tendones logrando más estabilidad articular, a la vez que mejoran procesos metabólicos y ahorro de energía sin producir tantas sustancias de desechos. Esto sin duda beneficiará la práctica de cualquier deporte de alto rendimiento como por ejemplo el running. Además, facilita y hace más llevadera la adaptación a entrenamientos en intervalos que requieren de alta intensidad y repetición logrando mayor agilidad a reacciones y sinapsis neuronal, reduciendo el tiempo de percepción- decisión en movimientos de coordinación.

¿Te animas a aprovechar las tardes de verano y comenzar cuanto antes tu entrenamiento al aire libre?

También te puede interesar: Calzado deportivo para running