TIPS PSICOLÓGICOS PARA ENFRENTAR LAS DESAFÍOS

Rodrigo A. Cauas E.
Psicólogo y Coach Deportivo
Emabajador Salming
rodrigocauas@emd.cl
www.emd.cl

Corredor: independiente cual sea tu modalidad y distancia, es importante, para tomar el desafío, detenerse y explorar y analizar el origen de tu MOTIVACIÓN. Es decir, conocer los motivos que te impulsan a correr. Porque las expectativas tanto conscientes como inconscientes deben estar basadas sobre esos reales “motores” denominados MOTIVOS que es lo que te impulsa a esta acción. Indudablemente no es lo mismo que participes, o que compitas, o que te prepares para correr una futura una maratón, cada acción tiene un motor distinto.

Una vez explorada tu motivación subyacente, debes establecer si se corre porque es “entretenido y saludable”, o bien, si es porque hay una ambición más competitiva. Para cualquiera de los casos debieras construirte un adecuado PLAN DE OBJETIVOS Y METAS. La diferencia entre los objetivos y las metas es que los primeros son los pasos previos que te llevan hacia su consecución final: la meta. Además, los objetivos generalmente están relacionados con el proceso como, por ejemplo, bajar de peso, desarrollar un buen hábito alimenticio, mejorar la técnica de trote, correr más rápido, etc. En cambio, las metas tienen que ver esencialmente con los resultados, como el lograr una determinada ubicación en una carrera, mejorar los tiempos o aumentar las distancias. Cuando corres por un afán lúdico es bueno que se establezcan objetivos de rendimiento, ya que, de esta forma sacarás mejor provecho a este “ejercicio físico”. Pero si lo haces más competitivo es bueno complementar los objetivos con las metas de resultado. El principio más importante para objetivos y metas es la PROGRESIÓN, es decir, entender que esto debe hacerse de a poco, aun cuando percibas rápidos avances en un primer momento.

Establecido el plan de acción debes comenzar con el entrenamiento mental propiamente tal, vale decir, con técnicas psicológicas que apunten a desarrollar dos habilidades: LA RELAJACIÓN y la PREPARACIÓN O ENSAYO MENTAL de las actuaciones deportivas. Para tranquilizarte previo a una competencia, las técnicas más utilizadas son las de relajación, y en el caso específico de la primera carrera o maratón inicial, será más conveniente que utilices una técnica denominada RELAJACIÓN PROGRESIVA, ya que, es una herramienta que te relaja de manera corporal para luego producirla a nivel mental. El principio básico de este procedimiento es la contracción y relajación de todos los grupos musculares.

Por otro lado el ensayo mental, mediante la visualización, busca que te prepares psicológicamente antes de una carrera, recreando o imaginando, lo más real posible, los hechos tal cual podrían sucederte el día de la carrera. Es una especie de “deja vú deportivo”. Esto deberás trabajarlo por medio de la VISUALIZACIÓN.

La visualización o práctica imaginada te permite imaginar y vivenciar, incorporando la mayor cantidad de sentidos posibles (olfatorio, auditivo, kinestésico), algún movimiento o gesto técnico. En otros casos la visualización puede ayudarte a preparar la carrera globalmente. Así podrás anticipar sucesos y prepararte para las condiciones adversas y disponer adecuadamente a tu organismo (sistema nervioso, sistema muscular) para aquellos elementos internos y externos que pueden afectarte durante la competencia.

En definitiva, aun cuando corras por primera vez una maratón o que ya lleves varias carreras en el cuerpo y la mente, siempre será beneficioso apoyarte de este tipo de técnicas porque te permiten hacer la actividad más placentera y provechosa para ti.